Los Santos Inocentes

La sociedad caciquil de los años 60 parecía abrirse al mundo de forma oficial y presumía de estar levantando su mano de hierro con la que había gobernado España en los 20 años anteriores. No obstante, esa apertura de cara al exterior tenía poco que ver con la enquistada estructura social que prevalecía en el día a día, especialmente en zonas rurales. Y si hubo lugares en España donde la dictadura franquista se sintió más fue en las fincas, donde los guardeses y sus familias eran el último escalón de una claustrofóbica jerarquía social que dominaban los “señoritos” o “amos”, con los capataces como clase media.

“Unos abajo y otros arriba. Es ley de vida”, dice señorito Ivan.

Esta estructura social es la que utiliza el gran escritor Miguel Delibes en su novela corta Los Santos Inocentes, texto que fue llevado al cine por Mario Camus en el año 1984 y que logró triunfar en el festival de Cannes. De hecho, de forma inusual, los actores Alfredo Landa, en el papel del Paco el Bajo, y Paco Rabal, como Azarías, consiguieron el premio Ex aequo (por igual) a la mejor interpretación.

1984 Alfred Landa Francisco Rabal

Sinopsis

La historia gira alrededor de una familia encabezada por Paco el bajo y Régula, los cuales viven en “la raya”, unas chabolas en el cortijo del señorito Iván (hijo de la Marquesa), latifundio en la Extremadura fronterizo con Portugal. Con ellos viven sus dos hijos, el Quirce y Nieves, y todos se dedican a la agricultura y a cuidar de las tierras del cortijo. Hasta que un día, Don Pedro, el capataz y administrador del cortijo, les comunica a la familia que se mudarán al cortijo para desempeñar otras funciones.

A la familia, a los pocos días, se une Azarías, el hermano de la Régula, al que han despedido de la finca donde trabajaba, a quien se la muerto la milana. A partir de entonces, toda la familia entrará en contacto directo con los dueños de la finca, y el espectador podrá conocer el terrible contraste en derechos entre las clases sociales de la España de los años 60.

Banda sonora, fotografía y personajes

Además de las impresionantes interpretaciones de todos los actores y actrices, hay que destacar la banda sonora de Antón García Abril (interpretada a rabel por Pedro Madrid) que nos traslada de forma eficaz, no solo a los años 60, sino al mundo rural de los años 60.

En cuanto a la fotografía, llevada a cabo por el germano-español Hans Burmann, ésta logra dar un efecto a la película de eterno atardecer, como si en esa finca extremeña no existieran los días solariegos y felices, excepto la fiesta en honor de la marquesa.

Susana Sánchez la Niña ChicaPero si por algo Los Santos Inocentes ha pasado a la historia del cine como una de las películas españolas más importantes es por elenco de actores y sus actuaciones. En este sentido, no hay huecos: Agustín González, Juan Diego, Alfredo Lanza, Terele Pávez, Paco Rabal y el resto de actores cumplen con creces en sus papeles creando una de las mejores películas realistas de los últimos 50 años y donde al espectador le queda claro la sociedad claustrofóbica que dominaba España en los años 60, incluso en el campo, donde dicen que no hay puertas.

Reparto:

Alfredo Landa Paco, el bajo
Terele Pávez Régula, mujer de Paco
Paco Rabal Azarías, hermano de Régula
Belén Ballesteros Nieves, hija de Paco y Régula
Juan Sánchez Quirce, hijo de Paco y Régula
Susana Sánchez Charito, la niña chica, hija de Paco y Régula
Agustín González Don Pedro, administrador del cortijo
Ágata Lys Doña Pura
Juan Diego Señorito Iván
Mary Carrillo Sra. marquesa
Maribel Martín Srta. Miriam
Manuel Zarzo Doctor

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: