Después del gran éxito cosechado por la primera entrega de «Un lugar tranquillo» (A quiet place, 2018), que recaudó casi 350 millones de dólares y costó sólo 17, John Krasinki volvió a tomar las riendas del proyecto en 2020 para escribir y dirigir la segunda parte de lo que promete ser una nueva saga de terror.

Saga Un Lugar Tranquilo

De nuevo, John Krasinski asume el papel de Lee Abbott -adelantamos que muy breve-, y la solvente Emily Blunt interpreta a su esposa (lo es también en la vida real) Evelyn, cada vez más resuelta y hábil para acabar con alienígenas. A los cabezas de cartel de la segunda parte les acompañan también Cillian Murphy como Emmett y Djimon Hounsou como el «Hombre de la isla». Repiten los jóvenes Millicent Simmonds como Regan Abbott, Noah Jupe como su hermano Marcus, y aparece un nuevo bebé ya que en la primera, tras perder la familia a Beau Abbott, Evelyn se quedó embarazada de otro niño que dio a luz sola y es el que aparece en la segunda entrega.

En resumen, como su precuela, la película (distribuida por Paramount) Un lugar Tranquilo 2 superó los 300 millones de dólares en taquilla, convirtiéndose en una de las más vistas en 2021.

A partir de aquí, y hasta que una nueva película de la saga vea la luz, vamos a mezclar las dos primeras para establecer una sinopsis extensa siguiendo la secuencia temporal de la historia empezando por el día 1 y terminando en el 477.

Día 1 – Un lugar tranquilo II

La segunda parte de Un lugar tranquilo II comienza en un aparente pueblo abandonado. El silencio reina en las calles hasta que una furgoneta entra en el plano. ¿Donde están los extraterrestres? ¿Por qué la gente hace ruido? Aún no han llegado. De hecho, este es, por el momento, el principio de la historia.

Digo el principio de la historia porque, sopena de incoherencias del guión, cuando aparece un OVNI en el cielo nadie debería conocer a los terribles seres del espacio que se guían por el sonido para acabar con los terrestres. Sin embargo, los Abbott sí parecen conocer el modus operandi de los cuadrípedos cósmicos.

En cualquier caso, en la segunda entrega de Un lugar tranquilo, la puesta en escena es el supuesto inicio de la relación entre los Abbott y los extraterrestres.

Día 89 – Un lugar tranquilio I

En este día comienza la primera película de la serie. Es decir, cuando los extraterrestres ya campan a sus anchas, y como has visto al principio de la segunda película, se han hecho con el control de gran parte de la región, sino de todo Estados Unidos.

Como puedes ver, la familia Abbott ha aprendido a moverse por su pueblo y su refugio si hacer el mínimo ruido, excepto el pequeño Beau, todavía muy joven para hacerse cargo.

Hay que destacar que la familia Abbott se comunica por el lenguaje de signos. Y esto no es por la presencia de los extraterrestres, sino porque Regan, la hija mayor es sordomuda y todos en la familia se han educado en ese lenguaje. Al menos, eso es lo que las dos películas nos hacen entender.

La puesta en escena del primer capítulo de esta película se centra precisamente en la pérdida de Beau (al que no pueden llorar) y hacer entender al espectador el mundo apocalíptico en el que vive la familia Abbot.

Día 472 – Un lugar tranquilo I

Con unos fundidos tenebrosos e inquietantes, Un lugar tranquilo nos lleva al día 472. Y este dato es importante porque precede en dos días al segundo lapso de la segunda parte de Un día tranquilo II (día 474) y nos muestra a una familia Abbott que se ha adaptado enormente a la nueva realidad en la que viven: mientras no hagan ruido, los extraterrestres no les molestarán. Para ello, se han ubicado en lo que parece una granja. No obstante, el daño por el hijo perdido Beau les atormenta, especialmente a Evelyn.

Esa adaptación les ha llevado a contar con ordenadores, equipos electrónicos para escuchar música y algunas comodidades que tenían antes de la invasión. Casi todo, excepto poder comunicarse en voz alta.

Día 473 – Un lugar tranquilo I

Seguimos en la primera película de la saga, donde vemos cómo la familia Abbott ha conseguido moverse con facilidad por el terreno en el que viven. Para andar por el bosque y campo, añaden arena a los caminos para que las pisadas no suenen con el roce de las hojas, además de andar descalzos.

También, los Abbott han estado trabajando en un utensilio tecnológico que puede ayudarles a combatir a los extraterrestres.

Pero lo más interesante de este largo día 473 es cómo la película logra mantener la intensidad dramática sin una sola palabra; sólo con comunicación vía signos. Con una excepción, el viaje a un río que Lee hace con su hijo, donde le enseña que los ruidos fuertes apagan los más débiles de cara a los extraterrestres. Así, al estar cerca de un río o una cascada les permite hablar sin dificultad. Es como un ejercicio terapeútico para no enloquecer a causa del mutismo.

Los lamentos silenciosos por la muerte de Beau no cesan. Sin embargo, ese silencio se ve roto por acontencimientos como encontrarse a otros vecinos de la zona que casi han enloquecido y no pueden soportar el silencio.

La segunda parte de este día se centra en la lucha de los Abbott contra los extraterrestes que, finalmente, han acabado por entrar en el hogar. El dramatismo alcaza un nivel de altura cuando Evelyn rompe aguas y, con el extraterrestre merodeando, opta por dar a luz en una bañera ella sola y !sin hacer ruido!

Afortundamente, Lee ha preparado unos fuegos artíficiales para despistar a los extraterrestres (a nivel guión no acierto a ver cómo Lee sabe cuándo exactamente su mujer está danto a luz), pero funciona. Y, sobre todo, el alumbramiento les une después de un distanciamiento por la muerte de Beau.

¿Pero qué hacer con los llantos del recién nacido? Los Abbott tenían un plan preparado: botellas de oxígeno con mascarillas de bebé y una caja para amortiguar el ruido.

Mientras esto ocurre, Marcus y Regan vagan por los alrededores. Evelyn le pide a Lee que los proteja y él sale en su busca. Ellos se han protegido en lo alto de un silo de maiz donde Lee también solía subir. Mientras, el refugio de los Abbott se llena de agua.

Las secuencias pasan rápido y hay tres frentes: Evelyn, y su hijo en el refugio; sus hijos en el silo, y Lee observándolo todo.

Lee finalmente encuentra a sus hijos, pero los extraterrestres ya han llegado y los asedian en un coche para luego atacar a Lee -quien cae derribado- y volver posteriormente a los chicos.

Lee no está muerto y lanza un último mensaje en lenguaje de signos a su hija comunicándola todo su amor. Luego, como el vecino de la zona que lanzó un grito y murió barrido por un extraterrestre, Lee grita para atraer la atención de los extraterrestes. Sus hijos escapan y él acaba desapareciendo bajo las zarpas del extraterrestre.

El final del día 473 de la primera parte de Un lugar tranquilo acaba con toda la familia recluida en su refugio y amenazada por los extraterrestres. Evelyn tiene una escopeta y está con su recién nacido y llegan sus dos hijos. Entra uno de los extraterrestres y Evelyn empuña una escopeta ante la amenaza. Entonces Regan utiliza el utensilio que su padre le recomendó y genera un sonido estridente que hace que el extraterrestre se retuerza cayendo al suelo. Cuando la extridencia cesa, el extraterrestre se vuelve a levantar, pero Evelyn tiene la escopeta preparada y lo abate.

Con esta escena termina Un lugar tranquilo I, que Krasinky concibió como una primera parte.

Día 474 Un lugar tranquilo 2

Después del Día 1 -que dio comienzo a Un lugar tranquilo 2- la siguente secuencia comienza en el día 474, un día después de que Lee fuera muerto y Evelyn acabara por primera vez con un extraterrestre.

Evelyn y sus hijos Marcus, Regan y el pequeño recién nacido han pasado la noche en una casa del pueblo  y, por la mañana, salen al exterior. Evelyn vuelve al gran granero donde también se refugiaron y recoge una caja para guardar al bebé y botellas de oxígeno para cerrar la caja y que el recién nacido pueda respirar.

Mientras Regan vuelve a otro lugar a recoger un equipo de sonido que aturde a los extraterrestres. A partir de aquí, la familia abandona el pueblo en busca de otro refugio. Siguiendo las vías del tren descubren que todo está desolado: fábricas, estaciones de tren… todo.

Cuando llegan a un complejo industrial topan con dos trampas que otro humano ha debido colocar. La más grave: un cepo en el que Marcus mete el pie. Sus gritos de dolor y los del niño, finalmente llaman la atención de los extraterrestres que se acercan a ellos.

Afortunadamente, Regan sacar su aparato de sonido y logra detener el avance de un extraterrestre, tiempo suficiente para que Evelyn le acribille la cabeza. Pero el peligro no acaba ahí y otro extraterrestre les acecha. Suerte que cuentan con la ayuda de un enigmático hombre con gorra que oculta su cara con un pañuelo. Es Emmett, un vecino de los Abbott que ahora resiste sólo en una especie de búnker después dejar su casa en el pueblo tras perder a su mujer.

Si la transición entre el día 1 y el 474 deja muchas dudas en cuanto a la trama, en el refugio, las conversaciones entre los Abbott y Emmett nos desvelan que ya no queda nadie en el pueblo; y los que quedan no merecen ser salvados, lo que abre una nueva incognita sobre qué ocurrió entre los días 1 y 474, y que los Abbott desconocen. Emmett se excusa así por el hecho de haber visto la llama que los Abbott encendían en lo alto del silo todas las noches y haber acudido al rescate.

Además, en una conversación que mantienen los hermanos Abbott sin que nadie les escuche, Regan le dice a su hermano Marcus que quiere salir por su cuenta para encontrar donde se emite una canción que suena en la radio, y que puede ser un lugar seguro donde haya otras personas.

Con estas pistas, el director John Krasinki consigue que una parte importante de la historia (entre los días 1 y 474) se nos vaya contando poco a poco. Desde el punto de vista creativo es una buena estrategia para generar expectativas de cara a los últimos 45 minutos de metraje. Aunque, al finalizar la cinta todavía quedan incógnitas que podrían ser desveladas en una tercera parte.

Día 475 – Un lugar tranquilo 2

Emmett no es tan valiente como Lee. De hecho, le pide a la familia Abbott que abandone el refugio al dia siguiente de llegar, aunque acaba cediendo. Lo que no evita es que Regan cumpla con lo que le ha dicho a su hermano y salga sola a buscar esa señal de radio. La valentía de Megan es doble: salir sola y hacerlo siendo sordomuda y sin capacidad de saber si hace ruido o no.

Ese handicap hace que esté a punto de ser matada por un extraterrestre, pero Emmett le salva la vida: aunque reticente, su vecino accedió a salir a buscarla por petición de su madre.

Evelyn también deja el refugio

Y deja sólo a Marcus y a su hermano recién nacido. Como ocurriera en la anterior película, durante gran parte de «Un lugar Tranquilo», la familia Abbott se comunica por lenguaje de signos, lo que permite generar momentos mucho más dramáticos.

La partida de Evelyn hacia el pueblo donde vivían para conseguir oxígeno para su hijo le hace pasar por una cruz: es la tumba del Beau, aunque es más que posible que su cuerpo no esté enterrado allí. Evelyn deja su anillo de compromiso.

Día 476 – Un lugar perdido  2

Emmett y Megan encuentran un barco… y algo más.

Después de salvar la vida de Regan, Emmett encuentra un barco atracado y lleva a Megan allí. Aunque no se topan con extraterrestres, lo hacen con personas, pero deshumanizadas al extremo. Son esas personas que no merecen ser salvadas y están como enloquecidas.

Emmett no puede evitar que los desalmados se lleven a Megan. Pero sólo momentaneamente, ya que utiliza a los extraterrestes como aliados provocando ruido para que acudan. Le pide en lenguaje de signos a Regan que se tire al agua, lo cual hace, mientras llegan los extraterrestres y se hacen cargo de los demás.

Emmett y Regan acaban en el agua, y esta última consigue un bote para rescatar a su vecino. En estas secuencias descubrimos que los extraterrestres no pueden nadar.

Evelyn salva a sus hijos

Al mismo tiempo que Emmett y Regan salvan sus vidas, Evelyn -que ha caminado al pueblo para conseguir botellas de oxígeno y medicinas para sus hijos- se encuentra el búnker asaltado, ya que Marcus ha decidido dejar a su hermano solo para investigar el lugar.

Los extraterrestes, al menor ruido atacan y Marcus tiene que encerrarse con su hermano en una pequeña cámara donde el aire empieza a faltar.

Afortunadamente, Evelyn -con experiencia en acabar con los extraterrestres- logra al menos llegar al lugar donde están sus hijos con las botellas de oxígeno; aunque queden atrapados.

¿Una isla segura?

Emmett y Regan, en su barca, llegan a una isla, donde hay casas y personas que viven con normalidad. Los extraterrestes no pueden nadar y eso ha permitido a esta comunidad mantenerse a salvo. «El hombre de la isla» le cuenta a Emmett que en su ciudad descubrieron que los extraterrestes no podían nadar y habilitaron doce barcos para dejar el lugar. Pero el caos y los ruidos provocaron muchos muertos a causa de los extraterrestres y sólo dos barcos abandonaron la costa.

Finalmente, la isla no es un lugar tan seguro porque en el barco en el que viajaron Regan y Emmett habían un polizón.

Día 477 – Desenlace

El final de la película tiene dos frentes: a Megan y Emmett intentando sobrevivir la extraterrestre, y a Marcus, su hermano y Evelyn haciendo lo propio en el búnker. Un sonido extridente les salvará a todos.

¿Habrá una tercera parte de Un lugar tranquilo?

Todo apunta a que sí. Los extraterrestres eliminados seguro que sólo son una pequeña porción de los que han llegado a la Tierrra. Sin contar con los humanos que han sufrido una conversión en plan zombie de no se sabe qué. Además, los Abbotts están perfeccionando su lucha contra los extraterrestres y lapsos de tiempo como los días entre 1 el y el 89 sin narración.

Deja un comentario