En 1916, cuando Lenin, a mitad de la Primera Guerra Mundial, preparaba su revolución; cuando al otro lado del planeta, en México, ya había triunfado otra revolución; cuando Albert Einstein publicó su Teoría General de la Relatividad y Sigmund Freud su Introducción al Psicoanálisis; cuando en Dublín, Michael Collins y Éamon de Valera lideran el Levantamiento de Pascua, o cuando fallecieron Ruben Darío y Rasputín, nació Issur Danielovitch Demsky, más conocido como Kirk Douglas, uno de los últimos actores vivos de la época dorada de Hollywood: las décadas de los años 40 y 50.

Pese a sus años, y a no trabajar en el cine desde hace años, el mayor de los Douglas aún sigue asistiendo a eventos de vida pública norteamericana, como ocurrió en la pasada entrega de los Globos de Oro (la 75 edición), donde, con Caterine Zeta-Jones como maestra de ceremonias, recibió un cálido homenaje por parte del mundo del cine en el Hotel Beverly Hilton al tiempo que se entregaba el premio al mejor guión.

En este pequeño homenaje, se hizo un breve repaso a la carrera de Kirk Douglas y premios recibidos, además de destacar que, allá por los años sesenta, tuvo la osadía de incluir como guionista a Dalton Trambo, desde hacía años censurado por el senador McCartty y lista negra.

101 años de vida que han hecho que Kirk Douglas haya vivido la mejor época del cine mudo, su transición al sonoro, la aparición del cine en color… en sus 101 años está escrita la historia del séptimo arte.

Deja un comentario